VolverTEMPLO DEL VALOR

Al entrar estás en la planta baja, debes ir hacia el norte esquivando unos rodillos con pinchos. Después de esquivar el segundo verás el tercero, y a éste debes esquivarlo yendo hacia abajo (por arriba hay una puerta con cerradura).



Ahora verás una cuchilla que solo se mueve cuando te pones frente a ella. Hazlo así y en cuanto se ponga en movimiento, apártate de su camino para poder seguir hacia el sur. Una vez abajo, encuentras un interruptor en una baldosa para abrir una puerta y unas escaleras que te llevan a un cofre con una llave. Regresa hasta el tercer rodillo con pinchos y ahora sigue el camino de arriba para abrir la puerta.



En la siguiente sala quedarás encerrado, debes derrotar a los dos gusanos que hay golpeándoles en la cola (la bola morada) con la espada. Al derrotar a los dos se abrirán las salidas y podrás entrar en las escaleras que te bajan al sótano 1. En el sótano debes ir hacia la izquierda por encima de plataformas que se mueven siguiendo un camino prefijado. Cuando estés en la segunda, debes usar el bumerán para golpear un interruptor a mitad de camino. Después debes cambiar de plataforma a otra que está un poco más abajo (se llegan a poner al lado, así que no es complicado lograrlo).



Al llegar a la izquierda tienes unas escaleras que te llevan de nuevo a la planta baja. Aquí vas a encontrar unos enemigos que son como serpientes eléctricas y otros que se dividen cuando les golpeas con la espada. Ve hacia el norte pasando por encima de unos bloques rojos (que están bajados).



Allí encuentras dos piedras con unas inscripciones, léelas para obtener pistas sobre los puzles de este templo. Una de ellas te dará una clave (norte, sur, este, oeste) y la otra una pista para derrotar a un nuevo enemigo. Sigue hacia la derecha y verás una puerta cerrada con cerradura. Desde ahí ve hacia abajo y encontrarás una zona en donde hay otra inscripción y un pedestal para colocar un cristal cuadrado, tendrás que encontrarla para traerla aquí. Más abajo verás a un enemigo amarillo con orejas muy grandes, enfréntate a él y para derrotarle grita al micrófono. Al no soportar el sonido se quedará parado y puedes aprovechar para eliminarle.



Más abajo a la derecha de donde se encuentra este enemigo, tienes un interruptor de baldosa que abre la puerta de al lado (te comunica con el inicio del templo). Al vencer al enemigo orejón, conseguirás una llave, abre la puerta con cerradura que hay al norte de aquí y podrás continuar en la primera planta. Apareces en un pequeño laberinto, en él hay cuatro palancas en la pared de las que puedes tirar. Tienes que hacerlo pero en un orden determinado, si no, no servirá para nada. Primero debes pulsar la de arriba, después la de abajo, la siguiente la de la derecha y por último la de la izquierda. Tendrás que esquivar serpientes eléctricas y unos rayos que lanzan unas estatuas con ojo.



Al conseguirlo aparece un cofre, ábrelo para conseguir la pieza cuadrada que te hace falta. Tendrás que llevarla a la planta baja y colocarla en el pedestal cuadrado. Al hacerlo se abre otra puerta al norte, te lleva al sótano 1. 



Allí hay una estatua que te da otro consejo y verás una gran sala sin camino llena de columnas. Realmente hay un camino invisible para avanzar por aquí, para saber su localización sigue el consejo de la estatua y regresa a la planta anterior. Allí, a la izquierda, (entre las dos piedras que te daban consejos) puedes poner una bomba para pasar a una sala oculta al norte. Lee el cartel de la pared y aprenderás el camino secreto. Apúntalo en tu mapa y regresa a la sala de las columnas.



Ahora podrás seguir el camino invisible y llegar a un cofre que contiene el arco con flechas. Dispara una flecha al ojo que hay en la pared (justo encima del cofre) y aparecerá un puente para ir hacia el sur. Allí verás un extraño interruptor, golpéalo con la espada hasta que señale hacia la derecha y después dispárale una flecha. Esto hará que la flecha llegue hasta un interruptor para bajar los bloques azules del templo y subir los rojos.



Sigue avanzando por las escaleras que hay y regresarás a la planta baja. Allí verás los bloques azules bajados y podrás pasar. Verás otra estatua y otro pedestal cuadrado. Tienes que introducir la pieza cuadrada que cogiste anteriormente en esta nueva localización. Para ello, ve hacia la derecha y verás un ojo al que puedes lanzar una flecha para activarlo. Se abrirá una puerta que te comunica con la zona del otro pedestal, ve allí, recoge la pieza cuadrada y regresa para colocarla en el nuevo pedestal. Una vez que lo hayas hecho se abre otro camino por donde debes ir. Te lleva a la primera planta.



Ahora verás varios enemigos que lanzan bombas, puedes eliminarlos como quieras; usando el bumerán para atontar y después atacar con tu espada, usar las flechas o usar las bombas. Si acabas con todos aparecerá un puente para que puedas avanzar. Llegarás a unas plataformas móviles, tienes que ir pasando de una a otra con cuidado de no caerte, en el recorrido puedes usar el arco para disparar a los ojos que hay en la pared. Si aciertas a los dos, aparece un cofre con un cristal.

Al final del recorrido (en total hay cuatro plataformas) llegarás a unos pasillos con unas cuchillas que se deslizan rápidamente y después un ojo que dispara rayos (a este enemigo puedes ponerle una bomba al lado para que deje de disparar por un tiempo). A su lado hay dos agujeros que puedes saltar, debes ir por el que está a la izquierda. Pon una bomba para romper un bloque (detrás hay una cuchilla, ten cuidado de apartarte antes de que explote).



Ahora ve por el otro agujero y podrás empujar el bloque hacia abajo (cuando la cuchilla esté a la derecha). Regresa a la izquierda y empuja el bloque hacia la derecha para dejar atrapada a la cuchilla y poder continuar hacia el norte.



Así llegarás a la planta baja, avanza y enseguida encuentras un interruptor de baldosa para abrir una puerta (te comunica con la zona anterior). También hay unas escaleras, debes seguir por aquí.



Ahora te encuentras en el sótano 1, tienes que seguir el camino que hay hacia la derecha por encima de las plataformas. En el lado derecho verás varias antorchas, sólo una de ellas está encendida. Mientras vas subido en la plataforma que se dirige hacia el norte, tendrás que dirigir el bumerán para encender el resto (empezando por la que está encendida debe pasar por el resto de antorchas). Al lograrlo desaparecen los pinchos que te impiden bajarte de la plataforma por el norte.



Allí hay unos bloques rojos que están subidos y te impiden avanzar, pero tienes a tu izquierda un mecanismo de los que lanzan tus flechas a otro lado. Debes golpearla (con el bumerán) para que apunte a la derecha, después dispara una flecha hacia él para que finalmente la lance hacia otro lado y se bajen los bloques rojos. Continúa por el camino abierto y regresarás a la planta baja.



Hay una puerta con cerradura y un enemigo con grandes orejas, grita al micrófono para que se quede parado y derrótalo con la espada. Al hacerlo te dará la llave para continuar. Ahora estarás en la planta 1. En esta sala puedes leer una inscripción en una piedra, dice que puedes trazar la ruta que seguirán unas plataformas en tu mapa. Debes dibujar una ruta que te permita disparar flechas a los ojos de las cuatro columnas que hay en la sala.



Así aparecerá el cofre con la llave grande del enemigo final. El cofre aparece en la entrada de la sala, así que después de disparar las flechas debes regresar allí para cogerla. Puedes borrar el recorrido todas las veces que quieras y pintar un nuevo recorrido sin límite, así que no te será complicado cogerla y abrir la puerta final.



Ahora rellena tu energía y tu reserva de flechas rompiendo las vasijas y entra en la puerta para el enfrentamiento contra el jefe final de este templo.



Crustanos: Es un gran cangrejo con una dura coraza, no puedes golpearle ya que se cubre y además no puedes dañar su coraza. En la pantalla inferior verás a tu personaje y pequeños enemigos que sí puedes destruir, pero no verás a Crustanos ya que se vuelve invisible.



Sin embargo, en la pantalla superior verás el punto de vista del enemigo, por lo tanto cuando vaya hacia ti verás claramente cómo se te acerca.



Para atacarle debes preparar tu arco y cuando veas que está a punto de cogerte dispararle a los ojos (debes apuntar hacia la cámara y disparar cuando esté muy cerca de ti). Si no lo haces a tiempo o no disparas en la dirección correcta te atrapará con sus tenazas y para liberarte necesitarás mover rápidamente el lápiz por la pantalla.



Al acertarle se quedará quieto y podrás acercarte a la parte trasera del enemigo para darle en la bola luminosa que tiene, así harás que pierda la coraza.



El siguiente paso será lanzarle una flecha al frente, ahora se cubrirá pero te dará unos segundos de tiempo para ponerte a su espalda y golpearle en el punto débil (su cola). Repite este proceso varias veces para derrotarle.



Ahora debes salir del templo y regresar al barco. Allí encontrarás a Siwan.

VOLVER
SIGUIENTE