Al navegar por nuestra web, autorizas el uso de cookies de terceros para el análisis de las visitas y para mantener la sesión de usuario. Ver política de cookies.
Términos y condiciones
www.guiasnintendo.com

Guía, trucos y ayuda de Heroes of Ruin

   VolverPRIMERA VISITA A NEXUS - EL HECHICERO PERDIDO  

Nexus es una gran ciudad llena de tiendas. Puedes hablar con los personajes que tienen un signo de admiración para conseguir misiones (los verás en el mapa).

El color de la admiración depende del tipo de misión, si es azul es una misión secundaria, si es amarilla es obligatoria y si es verde es que puedes completar una misión que ya hayas cumplido. Las admiraciones blancas son las misiones que tienes aceptadas y están sin cumplir.

La primera que puedes encontrar se llama "El señor caído", solo debes ir hacia el norte de Nexus y entrar en la zona que hay al este. Allí hay un gran ser tumbado al que debes examinar para cumplirla.

También encontrarás Hechicería (siempre que hayas completado la misión de la hechicera en el prólogo). Una vez que llegues al mercado también puedes encontrar otras dos misiones. Todas ellas son opcionales y no te harán avanzar en la historia, pero conseguirás muchos objetos extra y puntos de experiencia para subir de nivel si las completas. Además, la mayoría de ellas las irás completando casi sin darte cuenta, mientras avanzas hacia el final de la mazmorra, así que es bueno que las aceptes.

La misión importante que debes aceptar es la de "El mago desaparecido", hablando con el príncipe Solon en la entrada de Nexus. Una vez que aceptes esa misión, podrás viajar a una nueva localización (usando la barca del puerto con la que has llegado aquí).

Antes de embarcarte, da una vuelta por Nexus leyendo los diarios que encontrarás en diferentes lugares y visita las tiendas para ver si puedes comprar algún artículo para tu equipo que te haga más fuerte o combativo, así como pociones curativas que te puedan faltar.

También puedes vender los objetos que has conseguido en la batalla y que no te sirvan (porque son para otras clases o porque sean inferiores a los que tienes equipados). Si los vendes en la tienda te darán más dinero que si los vendes rápidamente desde tu inventario (aunque puedes hacerlo para liberar espacio si estás dentro de una mazmorra).

Una vez que hayas comprado lo necesario y estés equipado con tu mejor equipo y el arma más poderosa que puedas tener, regresa al puerto y embarca.

Del mismo modo que en la mazmorra anterior, no siempre el camino es igual aquí dentro aunque hay elementos que siempre estarán presentes. Vas a encontrar un camino cortado que solo puedes abrir completando una misión. Para aceptarla lee la inscripción que hay en la pared.

Para completar esta misión solo debes hacer que cada géiser se active en su orden. Este orden también cambia en cada partida, así que para saber la combinación correcta, debes ir probando uno a uno. Cuando veas que el primero se activa, prueba con otro. Si no se activa también, vuelve a activar el primero y a continuación prueba con otro diferente. Así hasta que los cuatro se activen y se abra el camino.

Continúa el camino y dentro del laboratorio comenzarás a encontrar las pistas (examina cada lugar que veas con brillos o destellos azules).

Cuando encuentres las cinco pistas, la misión se ampliará pidiéndote que busques más pistas. Ya no vas a encontrarla hasta el final de la mazmorra (al derrotar al enemigo final), así que sigue avanzando.

Antes de llegar al final vas a encontrar una gran lápida en el suelo con un grabado en ella (parece un tiburón). Si la examinas aparecerá otra misión opcional. Para completarla debes abrir una cámara antigua que se encuentra sellada. Mira alrededor de lápida y verás una estatua dorada en un pedestal.

Esta estatua puede estar en una de cuatro posiciones distintas (brazos cruzados, señalando al frente, brazos abiertos o brazos arriba) y debes fijarte en cuál de ellas se encuentra (es aleatorio en cada partida). Después tienes que buscar otras cuatro estatuas parecidas a esta (aunque con un aspecto más viejo) que están algo más lejos (pueden estar antes o después de la lápida, pero las cuatro bastante cerca unas de otras).

Al examinar estas estatuas puedes hacerlas cambiar de posición. Tu objetivo es colocar las cuatro estatuas en la misma posición en la que se encuentra la primera estatua (la de color dorado junto a la lápida). Después de colocar las cuatro en la posición correcta regresa a la primera estatua y examínala para abrir la cámara sellada.

De su interior saldrá una extraña criatura a la que debes derrotar. Usa todos tus ataques aprendidos y no dejes de moverte a su alrededor para evitar los suyos. Mientras esté lejos de ti, carga tus disparos y dispárale con ellos. Cuando le derrotes completarás la misión.

Continúa tu camino y llegarás a un camino cortado donde hay un lago. En la orilla verás un cuerpo medio comido y si lo examinas aparecerá un monstruo del interior del lago.

Debes dispararle continuamente con cualquier ataque que hayas aprendido. No te quedes parado frente a él o te atacará. Para romper su barrera cuando se cubre, debes usar un disparo cargado.

Si no lo haces parará tus disparos. De todas maneras puedes correr a su alrededor y dispararle desde todos los ángulos posibles, intentando siempre no quedarte frente a él.

Al derrotarle aparecerá un objeto brillante en el suelo. Cógelo y encontrarás un mensaje oculto y la última de las pistas. Así completarás la misión principal.

Antes de salir de la mazmorra abre el cofre que ha aparecido en la orilla del lago y coge su contenido. Después puedes salir de la mazmorra pisando cualquiera de las piedras mágicas y pulsando el botón L. Si vuelves a entrar en la mazmorra, lo harás en la posición de la última piedra mágica pisada.

Antes de salir, o al volver a entrar, puedes completar otra de las misiones. Si has aceptado la misión de "Hippode glotón" en el mercado de Nexus, tienes que encontrar otro pequeño lago en el interior de la mazmorra (en distinto lugar que donde aparece el enemigo final).

Allí examina las burbujas que verás en el agua para invocar al monstruo. Solo aparecerá si has conseguido todos los ingredientes que te piden en la misión (se consiguen derrotando enemigos).

Así aparecerá un nuevo monstruo al que debes derrotar. Es más sencillo que el enemigo final, así que no tendrás mucho problema es acabar con él. Ahora sí puedes regresar a Nexus.