Capítulo 10. El legado.

Comienzas el capítulo controlando al Dr. Edward Roivas en la Mansión Roivas, pero ahora estás en el año 1952 d.C. Apareces en la biblioteca. Mira encima de la chimenea y verás un libro, cógelo y examínalo para encontrar una manecilla del reloj. Ahora dirígete hacia el despacho, verás una intro cuando llegues al reloj. Allí puedes conseguir un pergamino con un nuevo conjuro y puedes colocar la primera manecilla, pero tendrás que conseguir la segunda.

Para eso ve hacia el piso de arriba, dirígete a la izquierda y entra por la primera puerta. Allí consigues otro libro que contiene la segunda manecilla. Ahora colócalas en el reloj y pon la hora en las 3:33. Se abrirá el camino oculto para llegar al despacho, entra por ahí y coge el Libro de las Tinieblas.

Una vez lo tengas en tu poder, vuelve a la biblioteca y verás cómo aparece un monstruo que comienza a atacar a los empleados de la casa. Un jarrón se rompe al caer al suelo, de modo que podrás recoger un trozo de llave que había dentro de él. Este enemigo aparece y desaparece por toda la mansión mientras ataca a sus víctimas. Ve a las habitaciones en las que aparece e intenta salvar a los empleados. Por mucho que golpees al enemigo no podrás vencerle, ya que verás una intro donde se recarga de energía en el sótano mediante un extraño monolito de piedra.

Al hablar con los empleados te irán dando munición y también la llave para poder abrir la vitrina y coger el rifle de gran calibre. Cuando aparezca en la entrada de la mansión, sigue atacándole para conseguir el otro trozo de la llave. Cuando lo tengas, mezcla los dos trozos y usa el conjuro para repararla, así podrás ir al sótano. Una vez que bajes al sótano debes romper el monolito de piedra esquivando al monstruo. Una vez destruido (usa el rifle de gran calibre) podrás dispararle a él y, ahora sí, vencerlo definitivamente.

Baja por el pozo y abajo del todo vence a los dos enemigos que hay. Después entra por la puerta y llegarás a una gran sala en la que las puertas quedarán selladas mágicamente. Mata primero al enemigo que avanza hacia ti y después usa el conjuro "anular magia". Así podrás dañar al enemigo que está al fondo. Cada vez que le des se irá volando a otra parte, continúa golpeándole hasta que acabes con él.

Cuando lo hayas hecho entra por la puerta que hay al fondo y verás una sala circular con unos símbolos en la pared y una especie de portal en el centro. Debes ir activando cada símbolo de la pared (son 9 en total), y entrando por el portal central que se activa. De ahí irás a una torre donde tienes que activar una runa mágica. Lo siguiente será activar una palanca en una sala con enemigos, y así desaparecerá una de las barreras de magia que te impedían pasar. Continúa haciendo lo mismo hasta que hayas abierto todos los campos de magia que cubrían las puertas. No hay pérdida, siempre vuelves al mismo lugar. Los símbolos que tienes que poner en las paredes son de izquierda a derecha: Pargon, Redgormor, Pargon, Pargon, la runa de alineación correspondiente, Pargon, Pargon, Nethlek y Pargon. Una vez activado, lo único que debes hacer es huir del sótano. Así verás la intro que termina el capítulo.

Volver