Capítulo 11. Polvo al polvo.

Comienzas el capítulo controlando a un bombero, Michael Edwards. Estás en plena guerra del Golfo Pérsico en el año1991 d.C. Nada más comenzar el capítulo aparecerá el espíritu de Roberto y te entregará dos estatuas (sólo si las cogiste en capítulos anteriores) y una esencia. Tendrás en tu poder un hacha y una linterna desde el principio, si además examinas a un cadáver que verás en el suelo podrás conseguir varios objetos más (la ametralladora, la pistola y munición).

Saliendo de la sala, ve por el único camino posible. Atraviesa el pasillo (vence al enemigo si quieres, aunque no es necesario para poder pasar). Llegas a una sala circular y baja las escaleras que hay en el centro de esta sala. Una vez abajo avanza y sube por las primera escaleras que ves en la pared izquierda. En la habitación de arriba coge el amuleto de oro (en la pared del fondo lo ves nada más entrar), hay un enemigo, pero no te entretengas y vuelve por las mismas escaleras que te llevaron allí.

Sigue el pasillo hacia a delante y sube por las siguientes escaleras (están en la pared derecha). Allí arriba puedes coger una vara. Vuelve a bajar y continúa el camino hasta el final, allí hay otras escaleras. Súbelas y verás una especie de maqueta de una ciudad. Al fondo de la habitación hay una entrada de luz desde el techo. Une la vara al amuleto de oro y úsalo justo en ese lugar para rebotar la luz hacia la maqueta. Hay dos puntos iluminados, debes apuntar a ellos y verás cómo sale humo. Al cabo de unos segundos se abrirá una ventana en la pared (cada punto abre una ventana). Después dirige la luz hacia el prisma que hay delante y la luz rebotará de un sitio a otro. De esta forma se acabará abriendo una compuerta en el suelo.

Al intentar bajar serás transportado a la sala del tomo. Cógelo, y cuando regreses vuelve a bajar por la trampilla abierta. Cruza toda la sala hasta el final y sube las escaleras. En esta sala hay dos enemigos, y al otro lado de la habitación hay otras escaleras para bajar. Hazlo y sigue el pasillo, llegarás a un agujero en el suelo en el que aparecen unos gusanos. Acaba con ellos, y, al lado, verás una barrera de magia cubriendo una estatua, quítala con un conjuro y podrás coger la estatua.

Vuelve un poco hacia atrás y fíjate en la pared izquierda, porque hay unas escaleras por donde tienes que subir (al final del recorrido hay otras escaleras, pero te llevan hacia atrás, a la sala en la que cogías el amuleto de oro). Una vez arriba entra por las escaleras que hay en el centro de la habitación. Sigue el camino y llegarás a una pequeña sala con varias puertas, pero sólo puedes ir por una (aparte de la que entras). Pasa por ella y entra por la única puerta que hay aquí abierta. En esta habitación verás unos cuadros en la pared. Pon cada estatua delante de su cuadro correspondiente (la verde en el cuadro rojo, la azul en el verde y la roja en el azul) y se abrirá un camino (dos salas antes de ésta) para recoger la espada Gladius encantada. Este paso no es necesario para completar el capítulo ni el juego, pero te ayudará más adelante.

Sal de esta habitación y verás un gran bloque de granito delante de un camino. Usa el conjuro para crear un "Alacrán de las Tinieblas" y manda el bloque a la otra dimensión. Así podrás pasar por ahí y continuar.

Llegarás a un extraño pedestal (donde Karim colocaba el tomo). Ahí puedes conseguir un nuevo pergamino con un conjuro ("subyugar"). Un poco más adelante hay dos enemigos tras una barrera mágica que no puedes atravesar. Usa el nuevo conjuro con una alineación de siete puntos (runa de alineación, Pargon, Aretak, Pargon, Pargon, Bankorok y Pargon) para poder quitar esa barrera (hará que un enemigo ataque al otro), y una vez muertos los dos enemigos podrás coger el explosivo plástico.

Vuelve hacia atrás hasta la sala en la que quitaste el bloque de granito. Ahí, en la pared del fondo, hay una puerta. Para poder pasar debes usar el conjuro para "revelar lo oculto". Una vez hecho esto entra por esa puerta.

Llegarás a un cadáver. Al examinarlo encontrarás el detonador, únelo al explosivo. Cruza el pasillo cubriéndote con el "escudo de energía" y al final del recorrido encontrarás un puente que debes destrozar. Usa el conjuro para "encantar objetos" con una alineación de 7 puntos (runa de alineación, Pargon, Magormor, Pargon, Pargon, Antorbok y Pargon), y así lograr que sea más potente el explosivo creado. Después úsala en el centro del puente y rápidamente sal de allí. Tienes un tiempo determinado para salir antes de que todo explote. Sólo hay un camino que seguir, el problema es que aparecerán varios enemigos. Usa el conjuro para crear un "escudo de energía" y no te pares matándoles. Si consigues llegar antes de que termine el tiempo terminará el capítulo.

Volver