Capítulo 8. La Ciudad Prohibida.

Te encuentras en la City Forbidden en el Middle East, en el año 1460 d.C. Controlas al arquitecto Roberto. Comienzas con una antorcha en tu inventario, sigue el único camino posible y sube las escaleras que hay al final del pasillo. Una vez arriba, atraviesa la habitación y baja las escaleras. Sigue el pasillo hasta el final y vuelve a subir por las escaleras que encuentras. Roberto debe examinar varias habitaciones. Esta habitación es la primera que debes investigar (ponte junto a una columna y acepta examinarla cuando te pregunte).

Al fondo de la habitación hay una espada encima de una repisa, después de cogerla baja las escaleras. Ahora avanza hasta llegar a un lugar cerrado por rejas y una palanca. Al pulsarla se abrirá una de las rejas, y dentro encontrarás un enemigo y otra palanca. Púlsala también para abrir otra y así sucesivamente hasta abrir el camino que va hacia el fondo del pasillo. Sube las escaleras. Llegas a una sala que es la segunda que Roberto debe examinar. Hazlo indagando en la pared derecha. Puedes coger la Ballesta encima de un pedestal.

Al intentar bajar las nuevas escalera viajarás al lugar donde se guarda el tomo. Después de cogerlo baja por esas escaleras y continúa avanzando por el pasillo al que llegas. Al final hay unas escaleras, súbelas. En esta pequeña sala circular encontrarás un enemigo, y en el centro un pergamino con un nuevo conjuro (para crear un zombi y poderlo manejar). Cógelo y después baja por las escaleras que hay al otro lado de la sala.

Atraviesa el pasillo (en él hay un gran enemigo) y en la siguiente sala verás cómo un zombie cae en una trampa y se cierra una puerta. Para pasar por aquí debes crear con tu conjuro un zombi y dejar que lo aplaste la trampa, así abrirás la reja. Baja por ahí y recorre el pasillo hasta el final (en el recorrido hay un enemigo que crea otros). Al final llegas a una pequeña sala donde al examinarla aparecerá el espíritu de Karim y te dará la estatua roja (si la cogiste en su capítulo) y la esencia de Ulyaoth.

Puedes entrar por otra puerta de momento. Ahora hay tres caminos, pero la puerta del fondo estará cerrada, de modo que entra por la que hay en la pared derecha y verás una pequeña sala circular. Pégate a la pared y examina la sala, cuando lo hagas los tres obreros que hay en la sala te atacarán (puedes colocar una barrera para cubrirte antes de examinar la sala). Véncelos y sal de allí.

Ahora ve por el otro camino que había, bajando las escaleras. Una vez abajo notarás que el mando tiembla, usa el conjuro de "revelar lo oculto" con el color correspondiente y en la pared izquierda verás aparecer una estatua azul (cógela para más adelante). Sigue el único camino posible y entra por la puerta. Aquí también tienes que usar el conjuro de "revelar lo oculto", pero con el círculo de cinco puntos (usa cualquier runa, Pargon, Redgormor, Narokath y Pargon). Así podrás llegar a coger la llave que hay encima del pedestal.

Regresa por donde has venido, sube las escaleras y ahora podrás abrir la puerta que estaba cerrada con la llave recién cogida. Dentro hay un pasillo por el que te lanzarán rayos al atravesarlo, usa el conjuro para crear un "escudo de energía" y poder cubrirte. Sigue el camino hasta el final, se cerrará una reja cuando llegues al final del recorrido.

Allí verás un abismo. Debes cortar una cuerda con tu espada para que el puente caiga y puedas pasar. En el centro del puente aparecerán dos enemigos que sólo debes golpear una vez para acabar con ellos. Al fondo tienes la palanca que abrirá la reja para salir de aquí. Antes de irte debes examinar la sala desde el centro del puente, así completarás el examen de todas las salas y podrás regresar al principio del templo para cumplir tu objetivo. Una vez que llegues a la sala donde comenzaste (habiendo examinado todas las salas) verás la intro que termina con este capítulo.

Volver