ARACNOSFERA

Es el undécimo objetivo que debes conseguir.

Uso: Con esta mejora en la Morfosfera puedes quedarte pegado a unos raíles magnéticos que hay por diferentes lugares. Así podrás pasar a lugares inaccesibles de otro modo.


Cómo conseguirlo

Una vez conseguido el Visor de Infrarrojos, la sala quedará a oscuras, debes usarlo para poder ver a los enemigos que aparecen, así no te será difícil localizarlos y poder avanzar. Sube por las rampas que hay pegadas a la pared hasta llegar a una puerta morada que al lado tiene un panel eléctrico con un cable saliendo de él (se ve con el Visor de Infrarrojos). Dispara primero al panel y después a la puerta para abrirla, así podrás pasar y continuar tu camino.

Llegarás a una trampilla en el techo por donde te tiraste para llegar a esta zona, sube y elimina a los enemigos que aparecen. Busca en una esquina de la sala el interruptor que activa un ascensor, sube al piso de arriba y continúa avanzando por ahí, llegarás a una puerta. Siguiendo el único camino posible vas a llegar a la sala en donde conseguías el Supermisil (una gran sala con el holograma de un mapa espacial).

Baja a la parte de abajo y pasa por la puerta morada que hay allí, avanza y abre la puerta que hay en el suelo para poder bajar y continuar avanzando.

Sigue el camino que te llevó hasta aquí para llegar a "Área desolada", allí (en la parte de arriba) debes alimentar de electricidad la puerta que hay en uno de los extremos para poder pasar (no se abre al dispararla), para ello dispara un Supermisil encima de la puerta y mira con el Visor de Infrarrojos para ver que hay un circuito eléctrico, para activarlo dispárale con el Rayo de Ondas.

Siguiendo hacia adelante encuentras una gran roca, que es el enemigo final de esta zona.


Vencer al séptimo Enemigo: Thardus

Cuando se levante la roca verás que es un enorme monstruo formado por rocas. Debes moverte alrededor suyo para evitar que te golpee. Para vencerle usa el Visor de Infrarrojos para localizar un punto rojo en su cuerpo, es allí donde debes dispararle para poder ir rompiendo su coraza de roca.

Una vez rota puedes dispararle en ese punto para dañarle. Repite el proceso hasta terminar con él. Cuando se transforme en una bola intenta esquivarle moviéndote a los lados si viene directo a ti conviértete tú en Morfosfera para poder alejarte rodando rápidamente. También te lanzará rocas (que puedes romper para conseguir energía) y cuando aparezca niebla perderás visibilidad, pero con el Visor de Infrarrojos puedes localizarle fácilmente.

VOLVER