VolverRECUPERA LAS BOTAS DE SALTO ESPACIAL

Templo de Agón. Tras conseguir la Bomba de Morfosfera, dirígete a la puerta azul que hay al norte de la habitación.

Acceso al acumulador. Aquí encontrarás un Conector de Bomba que tienes que activar. Para ello ponte junto al hueco circular que tiene en frente, pon una Bomba para saltar y meterte dentro, y luego haz estallar otra Bomba dentro para activarlo.

Acumulador de Energía de Agón. Aquí encontrarás una especie de bastón clavado en el suelo llamado Proyector luminario. Escanéalo para activarlo, y al hacerlo verás una proyección en la que un luminario llamado I-Sha te informará sobre el Templo Oscuro de Agón, lugar al que debes dirigirte ahora. Cuando acabe de hablar, tendrás la capacidad de escanear y abrir las compuertas de color Ámbar.

Tras entrevistarte con I-Sha regresa al lugar llamado Explanada de las minas (pasando por Acceso al acumulador, Templo de Agón, Acceso al Templo, " x 1 Estación minera A" y " x 1 Acceso a la estación minera") y allí abre una compuerta Ámbar que hay al norte, a ras de suelo, y tras ella encontrarás un hueco taponado por una piedra. Destrúyela con una Bomba y entra como Morfosfera por el estrecho corredor que hay detrás.

Estación del Mapa de Agón. En este lugar podrás descargarte el Mapa del área.

Regresa al lugar llamado Estación minera A y entra por una puerta azul que hay al sur de la estancia, a un nivel de altura intermedio.

( x 1) Acceso al portal. Usa los Cañones de Esferas de esta sala para atravesarla, y sal por la puerta azul que hay al otro lado.

Terminal del portal. Aquí tendrás que enfrentarte a unos soldados pirata que al rato se transformarán en soldados pirata oscuros. Tras acabar con todos se activará un Conector de Bomba en la esquina del fondo a la derecha, el cual tienes que accionar con una Bomba. Al hacerlo pondrás en marcha una cinta transportadora vertical que queda a la derecha.

Usa dicha cinta como Morfosfera, y cuando acabe el recorrido encontrarás un objeto rojizo que puedes destruir con una Bomba. Al hacerlo, una de las grandes lentes de la habitación cambiará de posición. Repite el mismo proceso con el resto de las lentes (son tres) y así harás que un rayo de luz active el portal que hay al fondo de la sala.

Dirígete ahora al portal y automáticamente lo atravesarás, yendo así al mundo paralelo llamado Éter Oscuro.

Nota. Cuando entres a este nuevo mundo aparecerás en una sala muy parecida a la que acabas de dejar en Éter, ya que ambos mundos son muy similares entre sí, compartiendo buena parte de su mapeado. Eso sí, hay diferencias de importancia entre ellos tales como puertas, escalones y todo tipo de objetos.
Recuerda que el ambiente de Éter Oscuro es sumamente nocivo, por lo que tu energía bajará rápidamente salvo que permanezcas en las áreas seguras que te proporcionan los Cristales y las Balizas de luz.

Portal. Ve al lado opuesto del portal, y como Morfosfera activa un Conector de Bomba que allí encontrarás. Así abrirás la compuerta que hay al lado tanto en este mundo como en el de Éter.

Encrucijada. Atraviesa esta estancia y sal por la puerta roja del otro lado.

Estación de Guardado 2. Cruza la estancia, salva la partida si quieres y sal por la puerta azul del otro extremo.

Explanada de los Duelos. Aquí tendrás que luchar contra un enemigo llamado Guerrero de la Horda. Tras acabar con él, ve a hacia el oeste de la sala y sube a una repisa elevada que hay por allí. Síguela y de esta manera podrás alcanzar la puerta azul elevada que hay al Este.

Túnel de conexión. Atraviesa esta sala como Morfosfera y sal por la puerta azul del final.

Foso del Juicio. En esta sala tendrás que enfrentarte al Guardián del Salto. Para derrotarle tienes que dispararle con Misiles, Rayos Recarga o el Rayo Estándar (en orden de mejor a peor) al mismo tiempo que evitas sus ataques (saltando hacia los lados). Cuando logres acabar con él, obtendrás las Botas de Salto Espacial para poder saltar dos veces seguidas sin necesidad de apoyarte en nada.

VOLVER
SIGUIENTE