VolverCAPÍTULO 3-1
Al girar la esquina verás unas estatuas que lanzan fuego y te impiden pasar. Justo antes de llegar a ellas verás en la pared de la derecha un cuadro, fíjate en él y verás una llave pegada al lienzo.



Acércate para cogerla y regresa a la puerta de la prisión (la última puerta que viste cerrada en esta zona). Ahora podrás entrar. Deja a Ashley esperando en las escaleras ya que abajo te espera un combate.


Allí encuentras una celda con un enemigo dentro, debes entrar en ella para pulsar una palanca (que haga desaparecer el fuego de las estatuas anteriores).
Al hacerlo el enemigo se despertará y la puerta de salida quedará cerrada. El enemigo no puede verte, pero sí oirte.
Para derrotarle debes dispararle en la espalda. Puedes darle fácilmente cuando él se lanza corriendo hacia una pared y clava sus garras en ella.


Puedes lograrlo disparando a una de las campanas, al oirla se lanzará hacia ella y podrás aprovechar para disparar a su punto débil.


Debes acertarle varias veces para derrotarle. Al hacerlo la puerta de salida se volverá a abrir, pulsa la palanca si no la has activado antes y regresa al pasillo de las estatuas que lanzaban fuego.

VOLVER
1 2 3 4 5 6
SIGUIENTE