PUERTO ESPRESSO

Episodio 3: El rescate del Sol enjaulado

Sube al barco que encontrarás a la derecha por la rampa. Allí verás un gancho que se mueve. Debes subirte a la parte blanca y roja, justo encima del gancho, para que te lleve al otro lado del barco. Sigue hacia la izquierda y sube en la viga que se mueve, que te llevará a una rejilla vertical.

Salta hacia ella y pasa al otro lado por la puerta giratoria, y y desde allí a la parte roja y blanca del siguiente gancho que se mueve y que se acerca a ti. Una vez hayas subido, deberás saltar a la siguiente rejilla, con cuidado de que no te dañe la araña. De nuevo, pasa al otro lado de la reja. Súbete en el siguiente gancho y, desde allí, salta a una gran plataforma con suelo de rejilla sobre la que hay varias medusas.

Dirígete a la izquierda y verás una plataforma sujeta por una cadena que sube y baja. Salta sobre ella, y desde allí a la siguiente plataforma que encontrarás a la derecha, donde verás a un habitante de la isla con el que puedes hablar.

Continúa hacia la izquierda por las vigas estrechas, siguiendo el camino que te indican las flechas hasta llegar a una caja de madera. Súbete a ella, y desde allí salta de nuevo a un gancho que se acerca. Espera a que el gancho se acerque a otra rejilla y agárrate a ella saltando. Pasa al otro lado por medio de la puerta giratoria, y desde allí salta a la siguiente rejilla. Utiliza la puerta giratoria de nuevo,y salta a la plataforma que encontrarás.

Ahora te encuentras en un camino muy estrecho con huecos que puedes sortear utilizando tu pistola de agua como propulsión. Cuando llegues a una plataforma más amplia, verás una caja roja y blanca. Salta encima de ella y así encontrarás el Propulsor.

Sigue la dirección que te indican las flechas y llegarás a un pequeño panel que puedes usar como cama elástica, para llegar a la plataforma elevada. Camina ahora por las vigas hasta que encuentres más paneles elásticos. Debes saltar de un panel a otro, esquivando al fantasma que te ataca o disparándole agua. Llegarás a una estructura metálica y amarilla. Salta a su interior y encontrarás el Sol.