Al navegar por nuestra web, autorizas el uso de cookies de terceros para el análisis de las visitas y para mantener la sesión de usuario. Ver política de cookies.

Guía The Legend of Zelda: Breath of the Wild

1. La meseta de los albores - 2. El Santuario de Maonu

Tras completar la misión principal "Dirígete al lugar indicado" tendrás que regresar al suelo bajando por unas plataformas que hay alrededor de la torre de la meseta. Una vez abajo, volverás a encontrarte con el anciano que conociste anteriormente. Habla con él para saber el nombre de la bestia confinada en el castillo de Hyrule (Ganon) y para activar tu siguiente misión principal.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild


The Legend of Zelda: Breath of the Wild Misión principal. Más allá de la meseta The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Sigue ahora al anciano hasta lo alto de un montículo desde el cual podrás ver una especie de santuario iluminado con una luz misteriosa. Tu objetivo ahora será ir hasta allí y hacerte con el tesoro que hay dentro para cambiárselo al anciano por un objeto llamado paravela.

Dirígete a dicho lugar y abre la puerta del Santuario de Maonu usando la piedra sheikah en el terminal que hay delante (además, quedará registrada su ubicación en el mapa como punto de teletransporte).

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Una vez dentro del santuario se te impondrá un desafío: Poder magnético. Usa la piedra sheikah en un terminal que hay a mano izquierda para actualizarla y obtener el módulo Imán, gracias al cual podrás mover objetos metálicos a distancia.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Luego utiliza el módulo Imán para apartar una de las dos planchas metálicas que hay en el centro de la habitación y así podrás descender a un pasillo que hay bajo ellas y alcanzar la zona que hay tras unas rejas, lugar donde encontrarás una pared en la que hay un bloque metálico rodeado de otros de piedra. Utiliza el módulo Imán para mover el bloque metálico y derribar los de piedra, y una vez al otro lado te encontrarás con un enemigo al que tendrás que derrotar.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Tras acabar con el enemigo deberás volver a usar el módulo Imán para mover una plancha metálica que hay en el suelo y formar un puente con ella en un hueco que hay más adelante. De esa manera, podrás llegar al fondo de la sala (en una repisa elevada que hay a mano izquierda hay un cofre que puedes atraer hasta ti con el módulo Imán. Dentro hallarás un arco de viajero).

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Al fondo de la estancia encontrarás unas grandes puertas metálicas que puedes abrir con la ayuda del módulo Imán, y tras ellas encontrarás un altar que deberás examinar para obtener un símbolo de valía.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Después de conseguir el símbolo saldrás automáticamente del santuario y volverás a encontrarte con el anciano, el cual te dirá que si quieres su paravela deberás hacerte también con los símbolos de valía que hay en otros tres santuarios parecidos al que acabas de completar, por lo que actualizará la misión "Más allá de la meseta".


The Legend of Zelda: Breath of the Wild Misión principal. Más allá de la meseta (actualización) The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Los otros tres santuarios que tienes que completar son el Santuario de Asiph, el Santuario de Gaddai y el Santuario de Soukeh, y puedes hacerlos en el orden que quieras (en realidad, puedes hacerlos incluso antes que el Santuario de Maonu, ya que ninguno de los cuatro tiene un orden definido).

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Volver
Siguiente