Este sitio web hace uso de cookies. Para más información puedes ver la Política de cookies.

Guía The Legend of Zelda: Breath of the Wild

1. La meseta de los albores - 4. El Santuario de Gaddai

Dirígete a una zona arbolada que hay al sudeste del mapa al que puedes acceder pulsando The Legend of Zelda: Breath of the Wild hasta encontrar una cabaña (está al sudoeste del Santuario de Asiph, al sur de donde pone Templo del Tiempo). Luego ve al sudoeste hasta alcanzar el borde de un precipicio y por allí podrás volver a encontrarte con el anciano, el cual estará tratando de cortar un árbol.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Después usa un hacha de leñador para talar un árbol con el que formar un puente, y así podrás cruzar el precipicio (dentro de la cabaña hay un hacha).

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Nota. Antes de cruzar el precipicio es bastante aconsejable que te hagas con una casaca forrada para soportar el frío con el que te vas a encontrar un poco más adelante. Para ello, necesitarás cocinar un plato denominado Carne con pescado picante utilizando tres ingredientes: carne de caza, baya ígnea y lubina de Hyrule. De esa manera, obtendrás dicho plato, y si luego se lo das al anciano, te dará la casaca forrada a cambio.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Tras cruzar el precipicio por encima del árbol tendrás que escalar una pared rocosa. Puesto que a estas alturas tendrás una resistencia bastante baja, párate a descansar en todos los salientes que vayas encontrando (podrás potenciar tu resistencia con brochetas de setas).

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Cuando logres escalar la pared rocosa encontrarás la entrada al Santuario de Gaddai. Para abrir la entrada deberás utilizar la piedra sheikah en el terminal que hay delante (además, quedará registrada su ubicación en el mapa como punto de teletransporte).

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Una vez dentro del santuario se te impondrá un desafío: El reto de la inmovilidad. Usa la piedra sheikah en un terminal que hay a mano izquierda para actualizarla y obtener el módulo Paralizador, gracias al cual podrás paralizar mecanismos y objetos.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Usa ahora el módulo Paralizador en un engranaje conectado a una plataforma cuando esta se encuentre en posición horizontal, y así podrás detenerla temporalmente y formar un puente por el que poder cruzar.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Más adelante verás una rampa por la que bajarán rodando unas rocas. Para avanzar, tendrás que detener una de las rocas con la ayuda del módulo Paralizador cuando ya te haya superado. De esta manera, tardará bastante en caer otra y podrás subir por la rampa e incluso alcanzar un cofre que hay arriba del todo, el cual contiene un escudo de viajero.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

A mitad de rampa hay un camino por el que tendrás que continuar. Allí encontrarás un martillo de hierro y una estrecha pasarela sobre la que hay una roca bloqueando el camino. Para pasar, utiliza el módulo Paralizador en la roca y luego golpéala un par de veces con el martillo de hierro, de manera que cuando el efecto del módulo desaparezca, la roca salga disparada.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Tras retirar la roca que bloquea el camino podrás llegar hasta el fondo de la estancia, lugar donde hallarás un altar que deberás examinar para obtener un símbolo de valía.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Volver
Siguiente