Este sitio web hace uso de cookies. Para más información puedes ver la Política de cookies.

Guía The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Miniguardianes

Los miniguardianes son armas ancestrales que se encuentran en ciertos santuarios. Hay cuatro tipos diferentes dependiendo de su nivel de dificultad: miniguardián, miniguardián 2.0, miniguardián 3.0 y miniguardián 4.0.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Miniguardián 2.0 Miniguardián 4.0


Tipo Puntos de energía Materiales que puede proporcionar Armamento
Miniguardián 13 Tornillo ancestral.
Resorte ancestral.
Ninguna.
Miniguardián 2.0 375 Tornillo ancestral.
Resorte ancestral.
Engranaje ancestral.
Eje ancestral.
Un arma de guardián.
Miniguardián 3.0 1500 Tornillo ancestral.
Resorte ancestral.
Engranaje ancestral.
Eje ancestral.
Núcleo ancestral.
Dos armas de guardián 2.0.
Miniguardián 4.0 3000 Tornillo ancestral.
Resorte ancestral.
Engranaje ancestral.
Eje ancestral.
Núcleo ancestral.
Tres armas de guardián 3.0.


Los miniguardianes normales son muy sencillos de derrotar, ya que solo atacan con disparos y basta con lanzarles algunas flechas, pero los del tipo 2.0, 3.0 y 4.0 son más difíciles porque van armados. Las armas de guardián son bastante efectivas contra ellos, mientras que los escudos de guardián te protegerán mejor de sus ataques.

Si tienes un arma que le congele, podrás usarla para ganar unos segundos y poder acercarte a él. Si además le golpeas con un arma eléctrica como la espada del rayo en el momento que está congelado, lograrás rebajar su energía de manera rápida y segura.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Los miniguardianes pueden atacarte de las siguientes maneras.

Disparos. No hacen demasiado daño, pero conviene esquivarlos corriendo o escondiéndote detrás de algo. En algunos casos, si te cubres con escudos de guardián podrás devolverles sus disparos y dañarles.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Ataques cuerpo a cuerpo. Deberás esquivarlos, obviamente, pero lo mejor es hacerlo con carreras frenéticas para contratacar enseguida (cuando el tiempo se ralentiza). Para ello tienes que fijar el blanco y saltar hacia un lado justo cuando el enemigo te vaya a atacar. Si el tiempo se ralentiza, podrás contratacar pulsando el botón Y.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Ataques giratorios. Esquívalos corriendo hacia los lados o mejor: escóndete detrás de columnas para que choquen contra ellas y queden aturdidos temporalmente, momento que tendrás que aprovechar para golpearles. Si no hay columnas puedes usar el módulo Témpano si hay algo de agua o el módulo Imán para mover cajas metálicas en caso de haberlas.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Ataques láser. Otro de sus ataques consiste en un láser que va disparando en círculo a su alrededor, no podrás acercarte a él a menos que lo hagas por el aire. En este momento podrás elevarte con la paravela y caerle desde arriba. No es necesario que le ataques, puedes esperar a que termine de hacerlo él para usar algún ataque menos arriesgado y más efectivo.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Rayos potentes. Cuando le quede poca energía va a intentar destruirte disparándote cuatro rayos seguidos. Puedes cubrirte con una columna (que explotará) o intentar devolvérselo con guardias perfectas, aunque lo más fácil es correr hacia un lado hasta que termine de disparar el cuarto rayo y entonces acercarte a él y atacarle.

The Legend of Zelda: Breath of the WildThe Legend of Zelda: Breath of the Wild

Volver