The Legend of Zelda: Oracle of Ages y The Legend of Zelda: Oracle of Seasons son dos juegos únicos de fantasía y aventuras en los que el protagonista es un joven héroe llamado Link (una de las estrellas más conocidas y más reconocidas de los videojuegos de Nintendo).

Cada juego incluye una aventura exclusiva llena de retadoras adivinanzas, pero para sacar el máximo provecho a cualquiera de los juegos, los jugadores tendrán que jugar a los dos. Independientemente de qué juego se empiece primero, los jugadores obtienen una contraseña al completar la aventura. Si se introduce la contraseña en el otro juego antes de comenzar la aventura, los jugadores podrán acceder a unas características especiales que, de otro modo, no estarán disponibles.

Los juegos están diseñados para vivir la aventura en solitario, aunque dos jugadores pueden intercambiar datos mediante un cable Game Link. Ambos juegos sólo son compatibles con Game Boy Color. No se pueden utilizar en Game Boy Pocket ni en los sistemas Game Boy clásicos.