SALIR DEL MUNDO

Para salir de Cerulean, ve desde el inicio de la fase por el único camino posible hasta que llegues a un lugar en el que hay dos puertas de vida juntas. Tendrás que meterte por la que está más a la derecha, y así llegarás a una gran explanada.

Una vez allí deberás avanzar de frente y hacia la derecha, y al final encontrarás una cueva con unas rejas que sólo podrán abrirse si llevas el lanzacohetes triple.

 
Tras entrar por las rejas tendrás que atravesar una estancia circular, pasar luego por una puerta que hay enfrente, y así podrás acceder a una gran estancia circular con muchas estalagmitas. Allí verás tres puertas: una puerta de vida, a su izquierda una puerta que se abre con la llave amarilla, y a la izquierda según entras una estrecha cueva. Tendrás que continuar por la puerta de vida, y así entrarás en unas cuevas.
 

 

Una vez dentro de las cuevas, coge el primer camino que sale a mano derecha, entra por la puerta de vida que hay por allí, sigue avanzando para pasar por otra puerta de vida más, y al final llegarás a un lugar donde hay dos puertas de vida juntas.
 
Tendrás que entrar por la que queda más a la izquierda, destruir luego a todos los enemigos de esa zona, y luego volver para entrar por la otra puerta de vida. Siguiendo el camino que hay detrás hasta el final llegarás al muelle donde te espera tu nave. En cuanto te acerques a ella la fase acabará y podrás dirigirte al siguiente mundo, Ichor.
 

 

OBJETIVO ANTERIOR

SIGUIENTE OBJETIVO