Esta fase se encuentra tras una "Puerta con una Estrella Gigante" que sólo podrá ser abierta si tenemos 8 Estrellas o más. Tras ella veremos un pasillo que tiene de fondo un cuadro que se va transformando de la Princesa Toadstool a Bowser según vamos avanzando. A mitad del pasillo se abrirá una trampilla en el suelo y caeremos a la fase de Bowser.


Esta fase es bastante complicada debido al gran número de plataformas móviles, chorros de fuego, y obstáculos que hay, pero el camino está claro y no tiene pérdida. Únicamente hace falta una buena dosis de habilidad y práctica.
En esta fase sólo existe una Estrella, la cual podremos conseguir cuando reunamos las 8 monedas rojas que hay en este nivel. Ninguna de las monedas está particularmente escondida, y lo único que hay que destacar es que para coger las 2 primeras habrá que hacer aparecer unos suelos amarillos pulsando unos interruptores que hay en el suelo.


Al final de esta fase nos encontraremos a Bowser por primera vez. El enfrentamiento tendrá lugar en una enorme plataforma circular que tiene en sus bordes 4 bolas negras con pinchos.

Para derrotar a Bowser tenemos que cogerle de la cola (Botón B), hacerlo girar (con giros de 360º en el mando) y luego soltarlo frente a una de las bolas negras con pinchos. Si logramos que choque contra una de ellas le derrotaremos, consiguiendo así la Llave que abre el Sótano, pero si le tiramos fuera sin que choque no conseguiremos nada, ya que volverá de un salto.

Hay que tener en cuenta que Bowser nos atacará de varias formas diferentes: lanzará llamas por la boca (el mejor momento para atraparle) y pisoteará el suelo para hacerlo temblar y paralizarnos. Esquivar cualquiera de estos ataques no es demasiado complicado en este primer enfrentamiento.
VOLVER