Este enemigo es un enorme ojo que se encuentra en el techo de una gran habitación circular. Para acabar con él debemos hacer lo siguiente:
 
Nada más llegar, el ojo estará cerrado y seremos atacados por unas babosas que saldrán reptando del lodo verdoso que rodea la habitación. Tendremos que acabar con unas cuantas (se recomienda el Lanzallamas), y entonces cambiará su ataque.

   

Cuando acabemos con las babosas iniciales se abrirá el gran ojo, pero también aparecerán cuatro tentáculos en el lodo verdoso que rodea la habitación. Lo que tendremos que hacer ahora en disparar a los tentáculos, no al gran ojo, (se recomienda la Trituradora) y cuando acabemos con los cuatro cambiará de ataque.
 
Ahora saldrán más babosas del lodo verde, y también aparecerán, rodeando al gran ojo, cuatro aberturas de las que goteará ácido. Tendremos que disparar a las aberturas, no al gran ojo, (se recomienda la Trituradora) y cuando acabemos con las cuatro cambiará de ataque.

 
Cuando acabemos con las aberturas saldrán más babosas del lodo verde, y también aparecerán otros cuatro tentáculos, pero ahora colgando del techo. Tendremos que disparar a los tentáculos, no al gran ojo, (se recomienda la Trituradora o el Rifle de Plasma), y cuando acabemos con las cuatro, el ojo ya no podrá defenderse y le podremos disparar con cualquier arma. Así acabaremos con él.
 

 
 

Objetivo anterior

Siguiente objetivo

volver al menú de la fase 4