Según salgamos del cementerio donde se encontraba la Segunda Hermana de la Desesperación, tendremos que volver a la segunda sala donde había varios soportales. Para hacerlo debemos avanzar normalmente, luego coger el primer camino que salga a mano izquierda (sur en la brújula), y luego los dos siguientes a mano derecha.
 
Una vez en la sala de los soportales debemos meternos por una puerta situada en el sudeste. Avanzando por allí debemos girar a la derecha (sur en la brújula) en el primer cruce que encontremos, y luego a la izquierda (este) en la siguiente intersección. De esta manera llegaremos a una sala rectangular en la que hay cuatro pequeñas piscinas, una en cada esquina de la habitación. Debemos sumergirnos en la piscina situada en la esquina nordeste, y luego bucear por un agujero inundado que hay en el fondo. Así llegaremos directamente hasta la Llave.
 

 
Pulsa aquí para ver el mapa de la zona.
 

Objetivo anterior

Siguiente objetivo

volver al menú de la fase 2