Una vez en el lugar donde se encuentra el Portal del Talismán debemos retroceder hasta una gran estancia con varias cascadas y telas de araña. Si nos fijamos en la pared sur de esa zona (mirar brújula), veremos una cueva elevada. Tendremos que dejarnos caer al suelo que hay debajo de ella, y luego escalar por unas estacas que sobresalen de esa pared. Así podremos llegar a ella.
 

 
Cuando estemos dentro de la cueva tendremos que avanzar de frente, luego coger el primer camino que salga a mano izquierda (este en la brújula), y después el primero a la derecha (sur). Al final llegaremos a un agujero por el que nos tendremos que tirar, y cuando lleguemos al fondo apareceremos en el interior de una caverna de la que saldrán varios caminos. Tendremos que seguir el que sale por el sur (mirar brújula), y al salir a la siguiente habitación se nos cerrarán todos los caminos y nos atacará una araña gigante.
 

 
Tenemos que destruirla para abrir de nuevo los caminos, y luego continuar por el que está más al sur (mirar brújula). Así llegaremos a una estancia donde la pantalla tiembla, y en la que encontraremos varias cosas: una puerta cerrada con su cerradura enfrente (nos faltará la llave), una pequeña zona de agua que nos lleva a una puerta cerrada, una palanca con forma de cráneo, y dos cuevas cerradas. Tendremos que pulsar la palanca para abrir las dos cuevas cerradas, meternos por ellas, y al final de cada una de ellas, si miramos hacia arriba, veremos unas palancas a las que debemos disparar. Cuando lo hagamos abriremos la puerta que había en la zona de agua, y si luego nos metemos por ella llegaremos a una sala con unas escaleras que nos llevarán a una rampa.
 

 
Siguiéndo la rampa nos meteremos en una cueva, y al final del todo encontraremos la llave que abre la puerta cerrada antes comentada.

 
Luego nos tendremos que meter por ella y así encontraremos un barril junto a un pilar de piedra. Si disparamos al barril destruiremos la base del pilar, y así formaremos con él una especie de puente para pasar al otro lado de la habitación.
 
Tras pasar la habitación del pilar llegaremos a una serie de cuevas y puentes sobre los que caen rocas del techo. Tendremos que seguir el único camino existente y así llegaremos directamente a la llave (¡cuidado, en cuanto la cojamos nos aparecerán varios enemigos al mismo tiempo!).
 

 
Pulsa aquí para ver el mapa de la zona.
 

Objetivo anterior

Siguiente objetivo

volver al menú de la fase 4