La Pluma Roja se consigue en una gran estancia con agua, cascadas, plataformas móviles y un gran agujero por el que se cuela el agua. Tendremos que tirarnos por el agujero, y una vez abajo seguir el único camino posible hasta llegar a una zona en la que el agua es profunda.

 

 

Nadando deberemos dirigirnos al nordeste (mirar brújula), y una vez allí veremos en la pared izquierda una palanca (oeste en la brújula). Tendremos que dispararla para abrir una puerta que hay justo debajo de la palanca, bajo el agua, y luego meternos por allí.
 
Tras un largo recorrido en el que sólo podremos avanzar por un camino, llegaremos a una gran habitación donde se nos cerrarán todas las salidas, y en la que seremos atacados por tres grandes arañas. Cuando acabemos con las tres volverán a abrirse las salidas, y luego tendremos que meternos por la que está más al sudoeste (mirar brújula). Deberemos avanzar por allí hasta llegar a un puente que se despliega automáticamente al llegar a él, y cuando lo crucemos llegaremos a una cueva en la que el camino se divide en dos casi nada más entrar.
 

 
 
Tenemos que coger el de la derecha (este en la brújula), y cuando se corte, saltar a un suelo que hay justo enfrente, en un nivel inferior. Allí encontraremos una llave para abrir una cueva que hay más adelante.
Después de coger la llave deberemos volver a subir a la cueva desde la que nos tiramos (hay unas
estacas en la pared para volver a subir), y luego tendremos que avanzar por el otro camino. Tras pasar varias cuevas y puentes llegaremos a un puente donde encontraremos la mochila con la que podremos Taponar cualquier Agujero Térmico de Ventilación (el primero, por ejemplo).
 

 
Pulsa aquí para ver el mapa de la zona.
 

Objetivo anterior

Siguiente objetivo

volver al menú de la fase 4