FINAL DE LA MINA

En la mina aparece un gran fantasma blanco que de vez en cuando nos golpea con sus manos (para esquivarle saltaremos o nos cambiaremos de vía). También aparecen unas lápidas en medio del camino y para no chocarnos nos cambiaremos de vía.

    Cuando llegamos al final de la mina hay una gran rampa y al subir por ella volveremos al inicio, es decir, que la entrada y la salida de la mina es la misma.