ENEMIGO FINAL DEL TEMPLO DE AGUA
-MORPHA-

Este enemigo es un tentáculo de agua con un núcleo rojo (realmente son dos tentáculos, pero sólo uno de ellos tiene núcleo).
Preferiblemente nos pondremos pegados a las paredes y, para destruirle, apuntaremos con el botón "Z" al núcleo y le lanzaremos el
lanzagarfios para arrancárselo. Cuando se lo arranquemos, le golpearemos con la espada. Le tendremos que dar 10 golpes para acabar con él.

 

VOLVER
Página anteriorVolver a la secuencia del juegoPágina siguiente