ENEMIGO FINAL DEL TEMPLO DE FUEGO
-VOLVAGIA-

Para destruir al dragón esperaremos a que asome la cabeza por uno de los agujeros de suelo; cuando aparezca, le golpearemos con el Martillo para aturdirle.

Cuando esté aturdido le atacaremos con la espada o con el martillo (este ataque lo repetiremos 5 veces). Tras este ataque el dragón se ocultará y aparecerá por otro de los agujeros, aunque ahora saldrá completamente y empezará a volar.

 

Mientras está volando nos puede atacar de dos maneras diferentes, lanzando una llama de fuego o bien tirando piedras del techo. Ambos ataques los esquivaremos moviéndonos continuamente por la pantalla (para saber dónde van a caer las piedras nos guiaremos por la sombra).

VOLVER
Página anteriorVolver a la secuencia del juegoPágina siguiente