VolverSANTUARIO MANA

La primera parte del Santuario Mana tienes que pasarla siguiendo un recorrido exacto, ya que si fallas en algún camino volverás hacia atrás por arte de magia.

Al inicio de esta zona encontrarás una estatua de la Diosa Mana. Desde allí sal por el NORTE, a continuación por el NORTE otra vez, luego por el ESTE, después por SUR, posteriormente por el ESTE y finalmente por el NORTE. Si no sigues este recorrido no podrás salir nunca de aquí.

Cuando llegues a la segunda parte del Santuario Mana (en cuyo inicio verás dos estatuas sobre unos pedestales) sal por el noroeste, luego por el oeste, después por el noroeste y luego por el norte, llegando así a orillas de un lago.

Una vez allí ve todo hacia el norte y llegarás a la entrada de un templo. En vez de entrar sal por el este y al norte encontrarás una escalinata que te llevará al jefe final de esta zona: Demagon.

Demagon es un gran dragón rojo que te atacará de múltiples maneras. Para acabar con él sube por las ramas y golpéale en la cabeza con la Espada. También la magia de Astro es efectiva aquí.

Una vez le derrotes al dragón sal por la derecha y entrarás al Templo Mana (por el 2º piso)

VOLVER
SIGUIENTE