VolverTEMPLO MANA

Cuando entres al Templo Mana lo harás por el 2º piso. Desde el inicio ve todo a la derecha hasta el final, lugar donde encontrarás unas escaleras que te bajarán al 1er piso (en la pared sur). Una vez allí ve a la parte baja de la planta y encontrarás una salida a cada lado. Ve por la de la derecha (pared sur), la cual te llevará al sótano 1.

Una vez en el sótano ve todo hacia la izquierda hasta que encuentres otra salida (pared norte), la cual te llevará de nuevo al 1er piso.

Ahora ve todo hacia la izquierda y al final encontrarás una salida en la pared norte. Entra por ella para ir al 2º piso. Cuando estés allí dirígete al lado más oriental de esa planta y así podrás salir del templo.

Una vez fuera dirígete al nordeste y allí encontrarás la entrada a un pequeño templo. Entra en el, ve todo hacia el norte y llegarás a una sala donde encontrarás a todos tus amigos y a la Sombra de Julius. Tras una larga charla, tú y tu compañera apareceréis en una zona del Santuario Mana. Ve hacia arriba y allí te enfrentarás con el jefe final del juego: Julius.

Julius tendrá 3 transformaciones distintas: las dos primeras con apariencia humana y la última en forma de bestia.

En la 1ª transformación Julius se teletransportará de un sitio a otro, te lanzará fuego y creará unos enemigos con aspecto de carnero. Ataca a Julius en los momentos en los que no esté protegido por un campo de fuerza.

Para dañarle usa armas potentes, como la Espada o la Lanza (depende de cómo las hayas forjado a lo largo del juego)

En la 2ª transformación Julius creará varios dobles suyos. Para atacarle tendrás que esperar a que desaparezcan y sólo quede uno, el auténtico.

En la 3ª transformación Julius se convertirá en una especie de bestia. Puesto que es el último enemigo del juego, obviamente es el más difícil de todos. Para atacarle hazlo cuando se mueva de un lado a otro de la pantalla por la parte de arriba. Cuando veas que baja apartate corriendo, ya que se pondrá a dar golpes a mansalva que además te dejarán envenenado. De vez en cuando se protegerá con escudo protector y no podrás dañarle, así que tendrás que esperar a que se ponga otra vez de color rojizo. También creará a veces una enorme magia que no hay manera de esquivar, así que procura tener tu energía muy alta en todo momento para compensarlo.

Tras acabar con Julius aparecerás a los pies de Árbol de Mana junto a todos tus amigos y después verás el final de juego.

VOLVER