Capítulo 4. Un presente para la eternidad.

Después de la intro estás en el interior del antiguo templo Persia en el año 565 d.C. Controlas a Karim, un joven aventurero árabe. Tienes en tu inventario dos tipos de armas, una arrojadiza y una espada. También tienes un talismán que te rellenará la energía hasta 5 veces. Lo primero que debes hacer es bajar por la escalera que hay, al intentarlo serás transportado a la sala del Libro de las Tinieblas. Cógelo y regresarás a la habitación anterior. Vence a los enemigos que aparecen y vuelve a bajar por las escaleras.

Continúa por este camino y llegarás a un pequeño pedestal donde hay una estatua blanca, cógela y avanza un poco. A la derecha verás unas escaleras para subir. En esta sala encuentras una barrera mágica (con el símbolo de una runa) que desaparece al llegar tú. Bajo la barrera hay unas escaleras, baja y allí encontrarás en la pared una antorcha que puedes recoger, y un poco más adelante una estatua negra. Al lado encuentras también un códice mágico. Vuelve a la habitación de arriba y en el suelo verás tres grandes círculos que se activan al pisarlos. Pon encima de cada uno una de las estatuas, y en el tercero ponte tu encima. Así se abrirá el camino para continuar. Colócate en el centro de la habitación y al examinarlo bajarás al sótano.

En este pasillo encontrarás una espada clavada en un personaje. Puedes cogerla para usarla. Al final del pasillo hay una puerta, en la nueva sala puedes encontrar un pergamino con un nuevo conjuro ("restaurar), aunque de momento no puedes activarlo. Ahora hay dos puertas más, una cerrada de momento (con el dibujo de una espada) y la otra por donde tienes que ir primero. Aquí hay una barrera mágica que te impide pasar, y más adelante una puerta. Entra en ella y verás un enemigo con una runa, véncelo y conseguirás un nuevo códice mágico. Al vencerlo puedes entrar por la barrera mágica que había antes de entrar en esta sala.

Bajando por las escaleras que había tras la barrera puedes encontrar un nuevo códice, y ahora sí podrás reconocer la runas que tienes y formar un nuevo conjuro. Debes haber cogido el pergamino que te da el conjuro, si no lo tienes tendrás que crearlo tú (en "crear conjuro", mezclar una runa de alineación, la runa Narokath y la runa Santak). Con él podrás recargar tu energía, tu cordura o tu magia. Sigue el único camino posible y llegarás a una gran sala en la que hay una espada clavada en una roca. Examínala y cógela. Al hacerlo aparecerán varios enemigos, según les vences aparecen más. Termina con todos y conseguirás una nueva runa de alineación y se abrirá la puerta de salida.

Vuelve hacia atrás hasta llegar a la habitación en la que había una puerta cerrada con el símbolo de una espada. Usa el conjuro "encantar objetos" para encantar la última espada recogida (RAM DAO), y úsala en la puerta, así podrás pasar. Debes encantar la espada con la runa de alineación del color adecuado, fíjate en el color del dibujo de la puerta.

Continúa por este camino y llegarás a unas escaleras. Sube y podrás conseguir una estatua que se utilizará en otro capítulo más adelante. Vuelve a bajar y sigue hacia el fondo. Llegarás a unos escombros, pero si los examinas verás que puedes pasar por encima de ellos y continuar tu camino. Sólo hay un camino para avanzar, y llegarás a un pedestal donde puedes colocar el Libro de las Tinieblas para abrir una puerta. Detrás aparecerán varios enemigos, al terminar con todos acabarás el capítulo.

Volver