Este sitio web hace uso de cookies. Para más información puedes ver la Política de cookies.

Guía Pikmin 3

Explicación del juego

En los confines del espacio hay un planeta al borde de la extinción, el planeta Koppai.

Debido a la superpoblación, su voracidad y su falta de previsión, sus habitantes han esquilmado los recursos del planeta.

Su única esperanza es encontrar otro mundo con víveres. Y con este fin envían al espacio unas naves no tripuladas: las SPERO. Pero para su desdicha, la búsqueda resulta infructuosa.

Justo cuando están a punto de darse por vencidos ¡la última nave vuelve con noticias de un descubrimiento milagroso!

Pikmin 3

Inician los preparativos para explorar el planeta, al que llaman PNF-404. El destino de Koppai está en manos de tres intrépidos exploradores: el capitán Charlie, Alph y Brittany.

El viaje de 279 000 años luz toca a su fin. Pero al iniciar la maniobra de aterrizaje algo sale muy mal.

Pikmin 3

Así comienza esta apasionante aventura creada por el mismísimo Shigeru Miyamoto.

El objetivo del juego consiste en ayudar a Charlie, Alph y Brittany a encontrar frutas con las que poder alimentar a la población de su planeta, y a recuperar la llave turbolumínica para que puedan regresar a casa.

Por suerte, el planeta está habitado por extrañas criaturitas llamadas Pikmin, que son unas extrañas formas de vida. Los hay de varios tipos, y cada uno tiene un punto fuerte distinto que deberás aprovechar.

Los Pikmin son realmente versátiles, en sus acciones y en sus movimientos. Se les puede dirigir para que hagan cosas como construir puentes, destruir muros, llevar bombas y, desde luego, para que luchen contra la fauna autóctona del lugar.

Los enemigos naturales suelen ser mucho más grandes que los Pikmin, así que hay que actuar en masa para tener éxito.

Por desgracia, los Pikmin correrán serios peligros al llegar la oscuridad de la noche. Los que no pasen la noche cobijados en su nave con forma de cebolla no podrán acompañarte al día siguiente.

Estos ingredientes hacen que Pikmin resulte simpático desde el principio, pero no te confundas pensando que el juego es simple. Incluso los jugadores más experimentados tendrán que comerse bastante el coco para resolver los enigmas del juego y para derrotar a los fieros jefes.

Volver